02.10.18


Se acercaron con las porras que hacían cosquillas. Para aprender a llevar la actitud correcta. Los vi de lejos por primera vez, y temí que me estuviesen buscando. Sabía que lo estaban, lo sentía. Pero la ignorancia me hacía estar alerta continuamente. La máscara desde que se cayó no parece la misma, hace cosas raras. Voy a tener que enfrentarme a mi misma.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *