04.06.18


A mirada pousada nun anuncio inmenso de ron. As mans pegadas ó volante. Non sabía nada da carretera, o único que importaba era a música que soaba dentro. A sensación de eternidade.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *