10.09.20


Llevar a Eva a la tercera persona, con sus monólogos interiores, es llevarla al realismo del XIX del que partió esta idea. Es también verla un poco más desde fuera, entender sus reacciones y sus emociones. Si todo vuelve…qué es lo que vuelve en la adolescencia de esta época? Puede ser interesante que la necesidad de fidelidad vuelva, pero que eso genere problemas y/o contradicciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *