11.03.19


Colocar las trampas en su lugar. El recorrido de lo invisible. Querer que el camino sea un descubrimiento, un mensaje. Y allí encontrarnos. Sin mostrar nada, pero dudando de todo. Ni más ni menos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *