13.07.16


A Scariolo le cuesta que españa juegue con fluidez. Parece que la españa más laureada no es capaz de coger un ritmo de juego estable, juega a rachas, a tirones. Es curioso que se le quiera dar descanso a Pau y se dependa más de él. Sin buscar aportaciones claras de banquillo y un juego más colectivo al final se le da el balón al mismo, al que iba a descansar. Que Calderón y Abrines no jugaran un minuto revela la falta de seguridad de Sergio, que no es capaz de abrir ampliamente el banquillo, teniendo una de las mejores plantillas del campeonato. A seguir remando toca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *