16.08.18


“Invertir en enseñanza y en cultura significa educar a los jóvenes en el respeto a la justicia, en la solidaridad humana, en la tolerancia, en el rechazo a la corrupción, en la democracia, con el fin de mejorar además el crecimiento económico y civil de un país: independientemente de los frutos que puedan derivarse del conocimiento mismo, ¿de cuántos mayores recursos no podría disponer un Estado si hubiera màs ciudadanos de bien capaces de oponerse a la corrupción y a la evasión fiscal? En efecto, para combatir la corrupción y la evasión fiscal no hacen falta sólo buenas leyes: se precisa una buena escuela y una buena universidad, se precisa formar estudiantes y ciudadanos capaces de oponerse a esa lógica del beneficio por el beneficio que ha desatado en el mundo un egoísmo galopante” Nuccio Ordine

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *