18.08.17


La redacción. La velocidad de los guantes digitales era inmensa. Las Guerras del Agua estaban cada vez más duras, y la inmediatez nunca era suficiente. Siempre tarde, siempre tarde. La dinámica de la pasión obligatoria en efervescencia. Paula estaba sudando ya. Pensaba en muchas cosas al mismo tiempo, como un artista de circo que está empezando y ha cogido más bolas de las que debería para lanzar al aire. Aún le quedaban tres publicaciones y una videonoticia para lanzar. Su 3dBlog no acababa de despegar. Y eso que su plan de negocio feliz lo llevaba al pie de la letra. Los antiguos emoticonos de sonrisa estaban pegados por las paredes, para recordar lo bonito que es trabajar de lo que te gusta. No lo parecía pero esa era la idea. Cuando se fue a la sala de hologramas Paula no podía más, pero vio en sus gafas que una adolescente acababa de hacer una pintada en su instituto. Nadie había hablado de eso, y le parecía raro.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *