20.02.19


Tembló antes de hablar. Le podía la multitud, mucho más de lo que solía decir. Salía a disfrutar y eso, pero del pánico no se puede comentar. La corporación lo dejó solo, porque sabían que no duraría mucho en el poder. Dos años y otra persona para el ruedo, que no pare el carrusel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *