20.08.16


Miden las estrellas en la voluntad de ser estrellas. Se miden las cosas por su propio rasero. Cada una habla por si misma. Lo que está claro es que las ideas propias sólo son eso, y sirven para uno. Lo que importa son las sensaciones, porque es lo común, y lo que se comparte con todos. Los deseos, los sentimientos, las ansias…etc. Eso es lo que nos une. Porque hacen falta las mismas ideas para entender a otras ideas parecidas, sin embargo las sensaciones se conectan solas, no hace falta diferenciarlas ni a veces ni siquiera matizarlas. Brillar cueste lo que cueste, como un adolescente desesperado. Pues a mi no me van a cambiar la serenidad. Nunca. Que me pongan barreras más altas, que me voy a levantar aún más alto y más fuerte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *