20.10.17


Cuando se dio cuenta de que estaba sangrando ya era tarde. No es muy habitual que te apuñalen por la espalda sin avisar. Por lo menos podrían enviar un mensaje por si lo puedes esquivar o algo así. Creo yo vamos. Y más aún cuando la sangre te da asco. Yo no es por quejarme pero es que hay días que es mejor no levantarse. Antes no estaba enfadado, pero ahora si. Y cuando me enfado es mejor que no me apuñalen más veces porque si no es peor. No me quieran ver con cuatro o cinco puñaladas en la espalda. Debo ser un personaje de una película de terror cutre. Algún día conseguiré descubrir de dónde salen este tipo de comportamientos inesperados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *