21.08.16


Mirar o Malecón, e correr cos pés descalzos. Sentir como se move a imaxinación por dentro, coa inocencia de non saber o que é. Nin falta que fai. Nin falta que fai. Que o sabor de verdade non se perda.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *