26.05.16


 

“Yo existo como soy, y eso basta.

Brotan de mí voces largo tiempo acalladas,

voces de interminables generaciones de prisioneros y esclavos,

voces de enfermos, los desesperados, de los ladrones, de los enanos, voces de ciclos de preparación y crecimiento, de los hilos que unen a los astros, de los útetos y de la simiente paterna,

y de los derechos de aquellos a quienes otros pisotean,

de los seres deformes, vulgares, simples, locos, despreciados,

niebla en el aire, escarabajos que arrastran su bola de estirércol.

Yo no me cubro la boca con la mano”

Walt Whitman.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *